Algunas claves para entender a los chinos en los negocios

negocios con chinos, comunicación cultura china, diferencias culturales

Comprender la esencia de las diferencias culturales al momento de hacer negocios con una cultura con la que no estamos familiarizados nos llevará a obtener resultados óptimos.

Debido a que China se ha abierto comercialmente al mundo en la última década, las empresas que quieran hacer negocios globales les resultará interesante y útil dar una mirada a través de la gran muralla.

En primer lugar se debe entender que uno de los valores de la cultura china es la humildad, que no debe ser confundida con falta de confianza. El chino por lo general no se mostrará autosuficiente, no hablará de sus logros pero esto no significa que se sentirá en una posición de desventaja a la hora de negociar. Esto se traduce en la forma indirecta de cerrar un trato, con el objetivo también de lograr el mejor precio.

La cultura china es jerárquica, por lo que el respeto por los mayores y las autoridades es algo primordial. Por lo tanto, en el ámbito laboral y de negocios, el jefe siempre tendrá la última palabra. Esto refleja también en que los jefes esperan, como sucede entre ellos, que los subalternos tengan mucho tacto en el trato con los superiores.

Para el chino el cliente ocupa un lugar muy especial y se lo trata con especial consideración. Cuando ellos son clientes tienen la costumbre de regatear.

Cuando se recibe una tarjeta de un chino, se la debe sujetar con las dos manos y leerla en ese momento, esto muestra el interés y respeto por la persona que la entrega. Los chinos no son de apretones de manos ni de abrazos ni de toques en la espalda, mucho menos entre personas de diferente género.

Otro aspecto importante es que, ellos no hablan de su vida privada, estos temas pueden resultar muy incómodos. El mejor momento para socializar es durante la comida, que como se sabe, es bastante colectiva.